Muchas gracias por acompañarnos todo este tiempo, por preferirnos y por confiar y creer en nuestro trabajo. Todo lo que viste, apreciaste y (quizás) adquiriste, fue diseñado y producido en Chile. Romina, su fundadora y quien les escribe, les agradezco enormemente por todo el apoyo y amor que nos entregaron. Las palabras quedan cortas para demostrar todo lo que siento por este proyecto y por ustedes, sin ustedes las ideas no se pueden hacer realidad ni menos crecer. Me despido con el corazón lleno, esperando volver en un futuro, quizás con otra idea hermosa para compartir con ustedes. Los quiero, Romi <3.
Por todo el apoyo que nos estregaron

Muchas GRACIAS

Decimos Adiós con el corazón llenito!